¡Ay! Bufón, nadie está exento de la fiebre


(Versión callejera de Rey Lear de W. Shakespeare)

Una vez más el poder.
Una vez más el grupo elige como temática para su espectáculo el poder.
Es en esta oportunidad que abordamos este clásico casi irrepresentable que es Rey Lear de W. Shakespeare.
En esta versión titulada “¡Ay Bufon!, nadie esta exento de la fiebre”, pretendemos (como ocurre siempre en las adaptaciones que hemos hecho) respetar el espíritu del autor o por lo menos lo que creemos fue su propuesta.
Esta gran obra es sumamente abarcativa y sus reflexiones transcienden la anécdota planteada. Por eso es que pone el eje en la gran ceguera que el poder genera, no permitiendo ver la realidad.
Esta ceguera es sostenida por la adulación, castiga a la verdad contraria al poder y de ahí que muchos bienintencionados o no deban disfrazarse para mantenerse cerca.
Es el hombre que a través de los siglos no ha perdido su conducta animal que florece inequívoca frente a la pérdida del poder o a su ambición por conquistarlo.
Y ahí esta Shakespeare haciéndonos recordar lo que el hombre todavía no pudo cambiar.
Sirva esta versión como homenaje a tanta vigencia.

LA PUESTA EN ESCENA

El espacio abierto si bien tiene muchas dificultades, posee también la magia que éste genera, en la puesta en escena uno puede aprovecharlo tal cual es o transformarlo plantando elementos sobre él.
En este espectáculo, muchas noches la luna brilla sobre el piso (húmedo por el rocío de un colchón inflable de 60 metros cuadrados de superficie y 50 centímetros de alto rodeado por una estructura de 4 metros de altura, de donde cuelga un trapecio todo encerrado por una red; da la idea de un lúgubre pelotero donde los personajes tal vez como inmaduros niños juegan con su inestabilidad.
En este ámbito se desarrollan todas las escenas que suceden en los castillos. Una rampa nos conduce a una hilera de andamios que finaliza en uno doble donde serán jugadas todas las escenas de exilio y de los campos.
En el pasto del parque se realizara una batalla. Mientras un comodín que oficia de narrador recibe a los espectadores en una gran hamaca en la esquina del parque y se trepará a cuanta elevación hay en los alrededores.
Un vestuario extrañamente moderno se mezcla con toques de época.
Petardos, bengalas, agua, fuego y música acompañan algunas escenas que construyen esta historia.

SOBRE LAS ACTUACIONES

El abordaje estético expresivo de la actuación estuvo basado en el Concepto de ubicar al hombre no pudiéndose desprender de su conducta animal, a través de los siglos.
Los actores investigaron en profundidad los patrones de movimientos del o los animales elegidos para sus personajes y lograron una identificación a través de un exhaustivo trabajo copiando los engramas motores de éstos.

Van a ver, apenas, una nueva propuesta estética sobre una obra que fue estrenada el 26 de diciembre de 1606. Muchas fueron las versiones que se han realizado hasta nuestros días, varias de ellas ni siquiera imaginadas por el propio Shakespeare.
Sirva esta nueva versión como homenajes a tanta vigencia.

 

FICHA TÉCNICA

ACTORES

Javier Giménez, Gabriela Alonso, Félix López, Gastón Rodríguez, Victoria Egea, Paula Rosenfeld, José María Arias Moreno, Viviana Montes.

Vestuario:
Stella Rocha.

Música: Luciano Campodónico.

Iluminación: Andrés Rocha, Rolando Berón.

Asistente:
Daniel Conte.

Dirección:
Héctor Alvarellos.

 

Video         Ficha técnica         Imagenes


 

 

 


2010 © Todos los derechos Reservados Grupo la Runfla. ::: Contacto